ortotipografía

5 reglas de ortotipografía a conocer

¿Alguna vez escuchaste hablar acerca de la ortotipografía? Por definición, este es el conjunto de usos y convenciones que rigen la escritura, por medio de elementos tipográficos. Es ese apasionante punto de encuentro entre la ortografía y la tipografía que le otorga personalidad al texto, vida al mensaje y logra la excelencia en la redacción.

Sin embargo este es un rubro que, al ser tan específico, a veces se desconoce. Algunos creen que es responsabilidad de los escritores, otros asumen que le corresponde a los diseñadores gráficos, pero la realidad es que es un asunto de relevancia para todos. Desde los que escriben o diseñan, hasta los que simplemente se encuentran semanalmente ante la responsabilidad de redactar un texto, sea un informe bancario o una leyenda para acompañar una foto de Instagram.

¿Por qué debemos conocer las reglas básicas de la ortotipografía? Para los diseñadores es un deber entender la manipulación adecuada de cualquier texto; para los escritores es esencial tener absoluto dominio de su artículo sin dejar aspectos al azar; y para cualquier otra persona, es una disciplina que le otorga mayor profesionalismo a sus textos, desde un email hasta una publicación en las redes sociales. Por eso, hoy quiero compartir con ustedes una nota fiel a mi sol en virgo, con las reglas ortotipográficas que considero todos deberíamos tener siempre presentes.

1. Los signos porcentuales y económicos se separan de las cifras.

Este es el error más frecuente que vemos en marcas, sobre todo en plena época de rebajas. El número y el signo cuando escribimos “100 %” o “$ 100”, van separados. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el espacio entre el signo y la cifra debe ser irrompible para que jamás queden en líneas separadas.

Esto es fácil de controlar a la hora de manipular un texto estático. El asunto se complica cuando trabajamos un artículo digital, donde el mismo se irá adaptando al tamaño de las distintas pantallas y no podremos asegurarnos que el número quede junto al signo. En estos casos, en lo personal me gusta optar por escribirlos en palabras. Por ejemplo: cien porciento. Así, no importa dónde quiebre la línea, la ortotipografía siempre estará correcta.

2. El símbolo adecuado para definir la hora es “h”.

Es frecuente ver la hora mal escrita tanto en invitaciones físicas como digitales. Leemos seguido “hrs.”, “hrs” o “hs”. A veces me apena ver piezas gráficas tan bien logradas con el símbolo incorrecto. Como dice el refrán: “cuanto menos sabes, más feliz eres”. La manera correcta de escribir la hora es con una simple “h”. También es importante saber que entre las horas y los minutos va un punto (.) y no dos (:). Cuando utilizamos la “h” estamos indicando el uso del sistema horario de veinticuatro horas y si utilizamos a.m o p.m, el de doce.

3. No abusar de extranjerismos y escribirlos en cursiva.

Bueno, lo de no abusar de extranjerismos no es una regla ortotipográfica sino más bien un consejo personal, pero lo de la cursiva sí.

Voy por partes. No soy fan del abuso de extranjerismos a la hora de escribir. Simplemente porque no me gusta asumir que mi lector es bilingüe. También considero que es importante mostrar un total dominio del idioma que estamos tratando.

En segundo lugar, es importante escribir los extranjerismos en cursivas. De esta manera, le indicamos al lector que la palabra utilizada pertenece a otro idioma. Es esencial verificar que el término escrito en cursiva sea extranjero. Puede que hayan palabras que consideremos extranjerismos y sean también válidas en español. En ese caso, no irían en cursiva.

4. Jerarquizar las comillas y saber dónde ubicar los signos de puntuación.

Una típica duda a la hora de escribir es ¿qué sucede cuando hay comillas dentro de otras comillas? Para eso existe una jerarquía. En primer lugar están las comillas bajas, latinas o españolas («A»), luego están las inglesas o altas (“A”) y por último las simples (‘A’). Las simples van siempre por dentro de las dobles. Podemos realizar un texto utilizando exclusivamente estas últimas dos. Si llegáramos a utilizar las españolas, las mismas contendrían a las demás. A la hora de escribir en español, lo más adecuado es comenzar utilizando las españolas.

Otra gran duda es dónde ubicar la puntuación a la hora de utilizar comillas. Es simple. Si con la comilla se abre y se cierra una oración, el punto va dentro de la misma. En cambio, si la comilla es solo una parte de la oración, el punto va por fuera.

5. Utilizar los elementos adecuados para generar diacrisis.

Para eso están los tipos distintivos, específicamente las cursivas, las negritas y las versalitas. Para destacar una parte del texto lo más adecuado es usar las negritas; para hacer hincapié en una palabra en particular lo mejor son las cursivas; y para generar una impetuosa exclamación dentro de un texto lo ideal son las versalitas (y no las mayúsculas). Hay quienes optan por una mayúscula inicial para darle más importancia a una palabra. Si la palabra no se escribe con mayúscula, esto sería incorrecto. Lo ideal sería buscar el tipo distintivo más adecuado para hacerlo.

The Strawberry Blonde