Guía de consumo sustentable

Diseño de Calmo

La moda proyecta un futuro sustentable. El consumidor poco a poco cambia su mentalidad, mientras cientos de marcas se esfuerzan por lograr líneas cada día más éticas tanto a nivel social como ambiental.

Como conversamos mi podcast con Alice Otegui de Calmo, una firma slow uruguaya, la sostenibilidad a veces puede ser un tanto abrumante. “¡No hay que vestirse de pasto para ser sustentable!”, dijo entre risas Alice en este episodio. Los requerimientos para ser un consumidor o una firma 100 % ecológica a veces son tantos, que finalmente nos rendimos a no hacer nada por temerle a la hipocresía.

La clave no está en volvernos sustentables de la noche a la mañana. Es como cuando decidimos dejar los lácteos, las harinas y el azúcar de un día al otro… Generalmente no dura más de una semana. Con la sostenibilidad sucede lo mismo. Es un cambio progresivo de hábitos que comienza con el solo hecho de tener la intención y dando pasos de hormiga.

Hay maneras más obvias y significativas, y otras menos evidentes y pequeñas para convertirnos en una persona slow. Por eso, hoy quise destacar siete formas, grandes y chicas, de dar el primer paso hacia un consumo más responsable. ¡Y recuerden! No cumplir con todos los requerimientos no habla de una falsedad, sino de una persona adentrándose sustentablemente en un camino de consumo en conciencia.

Seguir Leyendo