Secretos para enamorar

No me considero una romántica, pero si no hablamos de la seducción en la semana de San Valentín ¿cuándo más lo haremos? En esta semana del amor, les regalo siete seductores tips sobre cómo vestir para enamorar.

1. Elegir el color indicado

Los colores hablan por sí solos. Es fundamental elegir aquellos que vayan acorde a nuestras intenciones. Si bien el negro puede resultar sumamente elegante, al ser la ausencia de luz, no irradia emociones, es decir, que no es positivo ni negativo.

Si a lo que aspiramos es a tener una noche de pasión, el rojo es el color indicado. En cambio, si lo que anhelamos es a enamorar, el rosado despertará ternura y romanticismo. ¡No por nada son los colores del amor!

2. Make up no make up

Son pocas las veces que un hombre percibe que una mujer está maquillada y es mejor dejarlo así. Al género masculino le gusta creer que la belleza de su amada es 100 % natural (aunque en verdad tenga base, sombras, delineador y gloss). Cuanto más natural podamos aparentar, sobre todo en las primeras citas, mejor será. Mucho maquillaje puede lucir desesperado, y recordemos que muchos hombres se asustan con facilidad.

3. Con el perfume: menos es más

Esa extra dosis de fragancia que nos ponemos antes de salir es total y absolutamente innecesaria. Hay una sutil barrera entre oler bien y apestar. Aunque esto es algo que generalmente notamos más las mujeres, algunos hombres pueden percibirlo también.

Tip ya no tan secreto: las feromonas (hormonas que atraen al sexo opuesto) son excelentes aliadas para la seducción. Las mismas se venden concentradas y también están presentes en determinadas cremas o perfumes. Es cuestión de buscar. Son sumamente eficientes y un verdadero as bajo la manga.  

4. Insinuar

Muchas pueden pensar que los escotes y la minifalda son el ABC de la seducción. En verdad, esta es una idea errónea. Pueden dar resultado a corto plazo pero no garantizan nada a largo plazo.

Las prendas por demás provocativas pueden aparentar un tanto desesperadas. No es que haya que ir a nuestra cita romántica tapadas de pies a cabeza, dado que la piel es uno de los órganos más seductores, sobre todo cuando está bien hidratada. Pero sí debemos elegir. Podemos llevar un escote importante en una blusa manga larga con un palazzo distendido abajo o una musculosa con cuello cerrado y una falda del largo que consideremos más apropiado. El secreto está en insinuar y no develar.

5. Jamás disimular la edad

Es clave respetar y celebrar la edad que tenemos. Cuando una mujer intenta lucir significativamente más joven solo obtiene todo lo contrario y resulta poco atractivo. Es importante no pensar en las prendas de la juventud como arma de seducción. Hay posibilidades de sobra para que, sin importar la edad, toda mujer pueda lucir contemporánea y seductora. Los clásicos pueden hacernos lucir sumamente sofisticadas (siempre y cuando no los hayamos comprado diez años atrás).

6. Adecuarnos al contexto

Si vas a una cita, es crucial preguntar a dónde será. Si la respuesta es una sorpresa, es vital pedir al menos el dress code. Podemos hacer el ridículo de taco aguja en un restaurante de playa y probablemente el hombre jamás entenderá que fue su culpa por no avisar.

7. Ser auténticas

Ser vos misma es la clave del éxito. Es imposible enamorar siendo alguien más.

La espontaneidad y la seguridad son las armas más poderosas en el juego de la seducción y estas surgen cuando estamos cómodas con cómo nos vemos y cuando nos sentimos simplemente, nosotras mismas.

The Strawberry Blonde