5 tendencias 2020 pos Coronavirus

La moda no es más ni menos que un fiel reflejo de lo que acontece a nivel social, político y económico a nivel global. Las tendencias en la moda, como en la economía, se pueden anticipar hasta cierto punto, porque siempre puede llegar una pandemia a convertir lo predecible en impredecible.

 

Cualquier suceso se puede traducir a un código visual. Eso es lo que hacen generalmente las marcas de moda para estar alineadas a lo que sucede en la actualidad. Cuando en 2015 las cenizas del volcán chileno Cabulco cubrieron el Cono Sur, predominaron las transparencias relacionadas con el humo y con la claridad que el hombre busca en momentos nublados y de incertidumbre.

 

Actualmente muchos hablan del regreso a “la nueva realidad”. Sabemos que el mundo no será el mismo que era antes, y por lo tanto, la moda tampoco. Después de un extenso análisis, hoy les presento cinco tendencias que creo protagonizarán el retorno a la nueva realidad y se propagarán hasta fines del 2020.

 

Las imágenes que verán a continuación son tomadas de distintas cuentas de Instagram:

una red en donde quien mira con atención, puede descubrir en un simple post, la manifestación de una importante corriente de cambio comenzando a asomar.

1. Apariencia resplandeciente

La importancia de lavarse las manos adecuadamente y de desinfectar cada rincón despertó lo que toda limpieza despierta: ¡el brillo! Al comienzo de la pandemia predominaron en las redes sociales imágenes incentivando al lavado de manos repletas de glitter. Así, esta resplandeciente textura devino el próximo gran hit en la moda, tanto para darle un toque de glamour a los días en casa, como para devolverle alegría a las calles luego de este largo período de cuarentena. El glitter será la principal expresión del brillo, sin embargo, también veremos mucho fleco de lentejuela y pequeñas piedras generando destellos de luz sobre telas opacas.

2. Modo comfy

El home office devino una modalidad óptima para muchos. Otros, descubrieron el placer de las prendas que acarician la piel. Los ítems confortables semi deportivos llegaron para quedarse. Los días en casa ahora también tiene un dress code (casual pero premeditado) y el retorno a la vida puertas afuera sin duda tendrá ese toque deportivo que denota las ganas de correr, vivir, transpirar y aprovechar el aire fresco que tanto añoramos. Los colores vivos, el tie dye y sofisticados tacones con medias cozy debajo serán algunos ítems clave que protagonizarán esta corriente caracterizada por telas confortables de algodón.

3. Texturas con gloss

Los guantes de látex, las máscaras de acetato y recortes plásticos recubriendo micrófonos de periodistas como protección ante superficies potencialmente contaminadas, declaran el regreso de texturas plásticas y lustrosas. El PVC, látex y los efectos holográficos se anticipaban para 2020, pero con el Coronavirus, toman un rol importante.

En maquillaje, esta tendencia se traduce en labios y párpados cargados de gloss.

4. ¿De gala o de cama?

Muchos comenzaron la cuarentena evitando el pijama hasta notar que su camisón de seda con un collar y un sweater de lana podía ser una sofisticada opción para quedarse en casa. Esta moda puertas adentro no dudará en salir a la calle una vez que la cuarentena termine. La seda, las texturas satinadas y los vestidos lenceros en colores pastel combinados con joyas recargadas, están oficialmente de regreso.

5. Una sublime tríada equidistante

El verde agua, el naranja y el lila no parecen tener mucho que ver hasta que recordamos podemos lograr exquisitas armonías de color a través de tríadas equidistantes como lo son estos matices. El verde está íntimamente relacionado a la indumentaria médica y el naranja a la necesidad de refuerzo vitamínico para no enfermar. Con respecto al lila, es imprescindible recordar que la cuarentena, al menos en el Cono Sur, comenzó pocos días después del día internacional de la mujer. El empoderamiento femenino, a lo largo de la historia, siempre se relacionó con el color violeta por ser este un tono que denota poder. Una semana después de las marchas del 8 de marzo, tuvimos que encerrarnos y las calles quedaron vacías, apagadas. Así surge una predominancia del lila: un violeta apagado esperando que todo pase para volver a marchar al compás de las mujeres.

Estos tonos, complementados con off-whites y diversas gamas del gris al negro, son los que predominan actualmente como reflejo emocional de la situación actual.

The Strawberry Blonde

Fotografía de portada por Irving Penn para Vogue, Julio 2006.