Los 5 NO Haute Couture

Viktor & Rolf

En plena semana de pasarelas, nunca faltan los ácidos e irónicos NO de Sour Berry, una crítica sin pelos en la lengua, pero siempre con remates constructivos. A continuación, las cinco tendencias Haute Couture, a las que SB se abstiene por completo.

No a los cortes a la cadera

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, y la moda lo comprueba. El corte a la cadera en los años 20 y el tiro bajo en los 2000, nos demostraron que no es una buena idea generar líneas horizontales en una de las partes más anchas de nuestro cuerpo. Éstas ensanchan aún más. Pero lamentablemente, todo vuelve y las tendencias, al igual que los primeros meses de un romance, enceguecen.

No a la silueta balloon

La mayoría de las veces, nuestra propia figura no es percibida. Lo que se observa es la silueta que generamos a través de la ropa. Con esto en mente, hay millones de maneras para “formar” nuestro propio cuerpo. Si tenemos poca espalda podemos usar hombreras o, si somos bajitas, podemos vestir monocromáticamente para alargar la figura. Mi pregunta entonces es, ¿por qué motivo querríamos meternos dentro de un círculo?

No a los strapless asfixiantes

No tengo problema con el strapless pero sí cuando su medida es menor a la del contorno de busto. La Belle Époque se hundió con el Titanic y no hay necesidad de volver a los bustos saltones. Un tip para las más seductoras: insinuar siempre da mejor resultado que develar.

No a las rayas horizontales

Las rayas son furor y no sugiero evitarlas. Pero pudiendo beneficiarnos con rayas verticales ¿por qué elegir las horizontales? Éstas ensanchan significativamente la zona en donde las apliquemos, sobre todo si son gruesas y cromáticamente contrastantes entre sí.

Tip: Si hay una parte de nuestro cuerpo que intencionalmente queremos ensanchar, porque por ejemplo, tenemos el torso y los hombros chicos a comparación de nuestras caderas y queremos darles más volumen, las rayas horizontales son una excelente opción.

No a intentar llegar al cielo

En el gótico, las iglesias se construían con torres altas para estar más cerca del cielo. Consecuentemente, esto se aplicó en la indumentaria también y se empezaron a usar las puntas en gorros, tocados y en todo tipo de prenda. Hoy, sabemos que hay maneras más sencillas de llegar al cielo, como suscribiéndonos a un viaje espacial de Virgin Galactic, apostando a que la nave no explote. El punto es, que los hombros en punta no nos llevan a ningún lado. Es una moda hostil, demasiado teatral y totalmente desfavorecedora. Antes de elegir una prenda, es importante tener en mente aquello que queramos comunicar como personas.

Si tuviese que agregar un NO más probablemente sería “No a Chanel sin Lagerfeld” pero lamentablemente no hay nada que podamos hacer cuando los créateurs envejecen. ¿Estás de acuerdo con mis cinco “NO”? No dejes de opinar sobre esta nota en mis redes o en subir a tu historia tu propio “NO”Haute Couture etiquetándome en tu publicación (_thestrawberryblonde_) con el hashtag #OtroNOHauteCouture.

The Sour Berry